¡Cuando pedir ayuda!

  • Cuando  se sienta inmerso en un problema y ha realizado diferentes intentos para resolverlo, si lograr el cambio deseado.
  • Cuando su la sensación de malestar afecta su bienestar y sus actividades cotidianas
  • Cuando el problema afecta en forma significativa sus relaciones afectivas,  familiares, sociales, laborales, económicas o académicas.
  • Cuando tiene interés en fortalecer su proyecto de vida y bienestar en sus diferentes áreas.
  • Cuando presente situaciones o síntomas significativos como:

Estrés, Miedos, Angustia, Ansiedad, Pérdidas significativas, Tristeza, Desesperanza, Desengaños, Desmotivación, Frustración, Culpa, Inestabilidad emocional, Sensación de vacío, Soledad, Insatisfacción Personal, Inseguridad, Timidez, Vergüenza, Nerviosismo, Irritabilidad, Impulsividad, Ira o agresión, Insomnio, Celos, Infidelidad, dificultades en la crianza de los hijos, Planificación de Objetivos, Sucesos traumáticos inesperados y sorpresivos, separaciones, divorcios, enfermedad de un ser querido, despido laboral, muerte de un ser querido, accidentes, pérdida o cambio de trabajo, problemas con jefes o compañeros  y Toma de Decisiones (académicas, afectivas, laborales, económicas, etc.)

1/9