• Permite al ser humano maximizar sus recursos cognitivos, emocionales y afectivos en función de sus relaciones familiares, sociales, laborales y académicas. Contribuyendo al mejoramiento de su calidad y proyecto de vida.



  • Restablecer el bienestar perdido, tener una mayor comprensión y conocimiento de sí mismo y de su entorno y desarrollar recursos y habilidades internas, que le faciliten resolver problemáticas actuales, y a su vez, le permitan conseguir un crecimiento personal y autonomía suficiente para hacerle frente a situaciones futuras.



  • Lograr cambios positivos en distintas áreas de su vida, establecer retos, superar desafíos, resolver problemas, superar crisis, explorar y reconocer sus emociones, actitudes, conductas, cogniciones, sentimientos, percepciones, fortalecer su autoestima y concepto de sí mismo, redefinir pensamientos y creencias limitantes que le faciliten a la persona  producir alternativas de cambio que mejoren su desarrollo y bienestar.